Por qué un préstamo necesita prueba de ingresos

05 January 2021

Préstamo Online

Por qué un préstamo necesita prueba de ingresos

Cuando se solicita un préstamo, las entidades bancarias y financieras han de analizar ciertos criterios relacionados con la solvencia del cliente con el objetivo de determinar la operación. Es así como los bancos y entidades de crédito deciden si conceder o no el préstamo al cliente.

Sin duda, y máxime teniendo en cuenta la inestabilidad del mercado laboral actual y la crisis económica, conseguir que se nos conceda un préstamo hoy en día no es tarea fácil, siendo necesario cumplir con ciertos requisitos.

Los requisitos que se han de cumplir para conseguir la concesión de un préstamo

Antes de conceder un préstamo, la entidad bancaria o financiera hará un análisis exhaustivo del perfil del cliente que lo ha solicitado. En concreto, se valorarán cuatro criterios diferentes. Son los siguientes:

Ingresos del cliente

La entidad bancaria o financiera analizará los ingresos netos mensuales del cliente que ha solicitado el préstamo. Así, la cuantía del salario del cliente es fundamental a la de conceder un préstamo, al cual se le restará la cuota mensual de otros gastos o préstamos que tuviera el solicitante, tales como la hipoteca. De esta forma, el banco comprueba si el cliente dispone de margen suficiente para abonar la cuota del préstamo que ha solicitado.

De hecho, lo habitual es que las entidades bancarias concedan préstamos cuya cuantía no supera el 30-35 % de los ingresos netos mensuales del solicitante.

Estabilidad laboral

Además de disponer de unos ingresos mensuales suficientes, es fundamental que el solicitante cuente con estabilidad laboral. Esto es: llevar varios años trabajando para la misma empresa o contar con un contrato indefinido. Es por ello por lo que los funcionarios públicos lo tienen muy fácil a la hora de solicitar un préstamo.

Por el contrario, los trabajadores temporales o los desempleados lo tienen muy complicado para que les sea concedido un préstamo. En el caso de los trabajadores autónomos, estos deberán demostrar su solvencia económica acreditando los ingresos que están obteniendo o los últimos pagos a la Seguridad Social, entre otros documentos acreditativos.

Historial bancario

Es fundamental tener un historial bancario positivo a la hora de solicitar un préstamo, ya que esto inclinará la balanza a tu favor para que el préstamo te sea concedido. Así, si el cliente no dispone de grandes ingresos, pero está al corriente de pago y es un buen cliente, es muy probable que le sea concedido el crédito solicitado.

No estar en ningún registro de morosos

Por norma general, las entidades bancarias y financieras no conceden préstamos a quienes están en los registros de morosos como ASNEF, RAI o CIRBE. Estas listas incluyen a aquellas personas que tienen más de 4 deudas pendientes con alguna empresa. No obstante, esto no quiere decir que sea imposible conseguir un préstamo, aunque sí uno con una entidad bancaria tradicional. Así, si estás incluido en alguno de estos registros, tendrás que recurrir a empresas financieras que ofrecen microcréditos y préstamos rápidos con altos tipos de interés.

¿Por qué los bancos evalúan los ingresos del solicitante antes de conceder un préstamo?

Las entidades bancarias y de crédito necesitan evaluar el perfil del cliente con el fin de valorar si estos tienen la solvencia necesaria para poder devolver el préstamo en el periodo de devolución que se hubiera pactado.

Esto es de vital importancia, ya que los bancos y entidades de crédito necesitan asegurarse de que el crédito o préstamo será devuelto. Así, al evaluar los ingresos del cliente, el banco determina el riesgo de la operación y valora si merece o no la pena conceder el préstamo al cliente que lo ha solicitado.

¿Se puede conseguir la concesión de un préstamo sin ingresos?

Son muchas las personas que no disponen de nómina y que, sin embargo, necesitan un préstamo. No obstante, la nómina es una de las mayores garantías de las que dispone un banco para asegurar la devolución del préstamo. Cuando no se dispone de nómina, ¿es posible que nos sea concedido un préstamo?, ¿se puede aportar otra garantía para el préstamo que no sea la nómina? Lo cierto es que sí. De hecho, son muchos los que se decantan por un préstamo con garantía hipotecaria, es decir, un préstamo cuya garantía se fundamenta sobre una vivienda o un local a nombre del cliente que solicita el crédito.

Para poder solicitar un préstamo con garantía hipotecaria es indispensable ser propietario de un inmueble. Además, se deberán tener en cuenta las siguientes características de este tipo de préstamos:

  • Los intereses de este tipo de préstamos suelen ser parecidos a los de los préstamos personales.
  • Los intereses con garantía hipotecaria tienen un plazo de amortización y un periodo de devolución más corto que el que tienen las hipotecas. Así, sus condiciones no son las mismas que se aplican para las hipotecas.
  • Estos préstamos podrán ser concedidos incluso cuando el cliente que lo solicita esté incluido en algún fichero de morosos como ASNEF, RAI o CIRBE.

Sin duda, los préstamos con garantía hipotecaria son créditos ideales para aquellos que disponen de propiedades, pero que, por el contrario, no tienen una situación o solvencia económica especialmente boyante.

Es fundamental tener en cuenta todos estos criterios a la hora de solicitar un crédito, ya que es muy probable que este no nos sea concedido si no cumplimos con estos requisitos. Sin embargo, existen otras opciones muy interesantes que se deberán valorar cuando se cumplen con los criterios anteriores, tales como los préstamos con garantía hipotecaria.

Préstamo Ganador - Contratar

  • Aplica en 2 minutos
  • Desde 1 año a 6 años
  • Desde 6% TAE
Aplica Ya
T.A.E. desde 79,6%
Préstamos de hasta 10.000€ a tu medida
T.A.E desde 4,9%
Hasta 600 euros en menos de una hora
Solicitar entre €15.000 y €500.000