¿Las cuentas bancarias vienen con crédito?

19 October 2020

¿Las cuentas bancarias vienen con crédito?


Permite que monmia te encuentre una buena oferta

La vida está llena de imprevistos y a veces es necesario hacer frente a gastos de urgencia e inevitables: las gafas del niño, la boda de un amigo, la avería del coche o el arreglo de las goteras de la casa y un largo etcétera. Es por eso de gran importancia contar con unos ingresos extra que nos permitan poder solventar estos imprevistos con soltura.

Existen infinidad de productos financieros que nos ofrecen un extra para poder hacer pagos o compras importantes. Este es el caso de las cuentas bancarias con créditos, productos financieros que nos permiten complementar el salario y realizar compras que no podemos posponer, sin necesidad de contratar un crédito bancario.

¿Qué es una cuenta bancaria con crédito?

Una cuenta corriente de crédito es una cuenta bancaria en la que se puede disponer de cierta cantidad dinero que previamente se habrá pactado con la entidad financiera o bancaria para poder utilizar este dinero para llevar a cabo pagos. Este tipo de producto financiero permite al cliente endeudarse hasta un límite máximo preestablecido.

Estos productos financieros son muy utilizados debido a su flexibilidad. Así pues, constituyen una forma brillante de pedir prestada una pequeña cantidad de dinero que se puede devolver de forma gradual. Es, sin duda, una buen

Cuentas Bancarias

  • Diferentes entidades financieras
  • Cambia de cuenta bancaria y ahorra
  • Mucho más que un comparador
Comparar Cuentas
a manera de complementar sus ingresos o de hacer frente al pago de una compra importante o de algún imprevisto sin necesidad de pedir un préstamo bancario.

¿Cómo funciona una cuenta bancaria con crédito? Sus beneficios

Este tipo de cuentas son un producto bancario que tiene por objeto cubrir las necesidades de liquidez de tu titular. Veamos cómo funciona:

  1. La cuenta corriente con crédito funciona como una cuenta corriente al uso cuando el saldo es positivo, es decir, cuando hay dinero en la cuenta.
  2. La cuenta corriente con crédito da pequeños préstamos al titular de la misma. Esto ocurre cuando el titular pretende hacer un pago o una compra y no hay saldo en la cuenta (saldo en negativo) o el saldo que hay no es suficiente. En este caso, la entidad bancaria o financiera con la que se ha contratado este producto financiero aplicará una serie de intereses. No obstante, se tendrá que tener en cuenta que hay un límite máximo de préstamo que se habrá pactado previamente con la entidad bancaria o financiera.

Las cuentas bancarias con crédito ofrecen bastantes ventajas y beneficios, lo que las ha convertido en productos financieros muy utilizados por los españoles. Sus beneficios son los siguientes:

  • Financiación rápida y puntual: este tipo de producto bancario nos da liquidez de forma puntual y rápida cuando al realizar un pago no hay saldo suficiente en la cuenta bancaria.
  • Pago de interese

    Cuentas Bancarias

    • Diferentes entidades financieras
    • Cambia de cuenta bancaria y ahorra
    • Mucho más que un comparador
    Comparar Cuentas
    s solo cuando se utiliza la opción de crédito de este tipo de cuenta bancaria: el banco solo aplicará los intereses en caso de querer realizar un pago cuando el saldo de la cuenta corriente es negativo. Gracias a esto, el coste de la financiación es mínimo.
  • Transparencia e información: este tipo de producto financiero es totalmente transparente, ya que el titular de la cuenta corriente con crédito recibirá toda la información de los movimientos de su cuenta a través de extractos.

Los intereses de las cuentas bancarias con crédito

En las cuentas bancarias con crédito se aplican dos tipos de intereses y algunas comisiones:

  • Intereses a saldos deudores o en negativo: este tipo de intereses penalizan la deuda contraída. En otras palabras, cuando realizamos una compra y pago y no hay saldo suficiente en la cuenta bancaria, el banco nos lo presta, pero, a cambio, nos cobra una serie de intereses.
  • Intereses con saldo positivo: en este caso, los intereses se aplican cuando el saldo de la cuenta bancaria es positivo. Así pues, este tipo de interés remunera el ingreso.
  • Comisiones bancarias: este tipo de cuentas bancarias suelen aplicar ciertas comisiones bancarias. La más habitual es la comisión de apertura de la cuenta, que suele suponer el 0,5 % del límite máximo pactado con la entidad financiera o bancaria.

Este tipo de producto financiero resulta muy útil cuando se necesita una línea d

Cuentas Bancarias

  • Diferentes entidades financieras
  • Cambia de cuenta bancaria y ahorra
  • Mucho más que un comparador
Comparar Cuentas
e financiación permanente. Además, al mismo tiempo se puede utilizar como una cuenta corriente cuando el saldo de la misma es positivo.

Las condiciones para las cuentas corrientes con crédito

Todas las cuentas corrientes con crédito tienen impuestas una serie de condiciones que se deberán tener muy en cuenta a la hora de contratar este tipo de producto financiero. Las condiciones más habituales son las siguientes:

  • Existe un límite máximo de endeudamiento que será pactado con el banco en el momento de contratar la cuenta corriente. Normalmente, se tratará de un crédito de 1000 euros.
  • Existe una fecha de vencimiento para la cuenta corriente con crédito.
  • Existen comisiones de formalización de la cuenta corriente.
  • Se aplicarán comisiones bastante elevadas cuando se llegue al máximo descubierto, es decir, al límite máximo de crédito que se pactó con la entidad bancaria.
  • Se aplican comisiones en caso de no disponer de crédito, si bien, en este caso, no se pagan intereses. Estas comisiones suelen oscilar entre el 0,25 y el 0,5 %, dependiendo de la cuenta corriente en cuestión. En cualquier caso, al pagarse de forma trimestral, estas comisiones pueden ser de entre un 1 y un 2 %.
  • Se aplicará un tipo de interés para el saldo dispuesto, e

    Cuentas Bancarias

    • Diferentes entidades financieras
    • Cambia de cuenta bancaria y ahorra
    • Mucho más que un comparador
    Comparar Cuentas
    s decir, para el crédito. Estos intereses se cobrarán con una periodicidad trimestral. No obstante, puede pactarse una liquidación de intereses con diferente periodicidad: mensual, semestral o anual.
  • Si no hay variación en las condiciones, no será necesario acudir al notario para firmar la renovación de la cuenta corriente con crédito, ahorrando tiempo y dinero. Además, al mantenerse el número de cuenta, se podrán mantener las domiciliaciones, pagarés y cheques, entre muchas otras cosas.
  • Al funcionar como una cuenta corriente al uso, podrás utilizarla para ingresar efectivo, para sacar dinero, para domiciliar cobros o para emitir cheques y pagarés, entre muchas otras funciones.

Sin duda, este tipo de productos financieros pueden ser muy útiles para aquellos que necesitan un extra al llegar a fin de mes, siempre y cuando se tenga muy presente que se aplican una serie de comisiones e intereses. También puede ser muy útil para quienes deseen tener financiación para gastos imprevistos e importantes. En cualquier caso, es necesario estudiar a fondo nuestra situación financiera para saber si realmente nos interesa, así como comparar las diferentes cuentas corrientes con crédito comercializadas en el mercado.

Para ello, lo mejor es utilizar los servicios de un buen comparador financiero que, teniendo en cuenta nuestras necesidades y nuestras características financieras y personales nos ofrecerá las cuentas corrientes con crédito que mejor se adapten

Cuentas Bancarias

  • Diferentes entidades financieras
  • Cambia de cuenta bancaria y ahorra
  • Mucho más que un comparador
Comparar Cuentas
a nuestras circunstancias personales. Por eso, la mejor opción es utilizar los servicios de Monmia.

Cuentas Bancarias

  • Diferentes entidades financieras
  • Cambia de cuenta bancaria y ahorra
  • Mucho más que un comparador
Comparar Cuentas