Seguros de coche y hogar

30 January 2021

Seguro De Coche

Seguros de coche y hogar

Realizar ciertas actividades entrañan algunos riesgos que pueden producir daños. Este es el caso de conducir, una actividad que implica correr ciertos peligros no solo para el propio conductor, sino también para terceros. No solo conducir conlleva ciertos riesgos, también en una casa se pueden producir peligros que produzcan daños en la propia vivienda y en todo lo que esta contenga.

Sin duda, los seguros de hogar y de automóvil son fundamentales, además de obligatorios, para tener medios con los que afrontar cualquier daño que se produzca en nuestra vivienda, en la de un tercero o como consecuencia de la conducción.

¿Qué es el seguro de coche? Sus coberturas principales

El seguro de coche es un seguro obligatorio que todo propietario de un vehículo en circulación ha de suscribir. Así, por ley, el propietario de un vehículo está obligado a contratar y a mantener en vigor un seguro de automóvil que, al menos, cubra la responsabilidad civil del conductor en caso de causar un daño a un tercero.

La cobertura principal de este seguro son, por tanto, los daños causados a terceros como consecuencia de la conducción del vehículo. No obstante, también existen otras coberturas complementarias bastante habituales. Son las siguientes:

  • Responsabilidad civil complementaria.
  • Robo del vehículo.
  • Incendio del vehículo y daños en el mismo.
  • Asistencia en carretera.
  • Sustitución del vehículo asegurado.
  • Roturas de las lunas y los parabrisas del coche.

Tipos de seguros de automóvil

Dependiendo de los riesgos asegurados, en el mercado existen diferentes tipos de seguro de automóvil, de forma que es fácil encontrar uno que se adapte a nuestras necesidades y presupuesto.

  • Seguro a terceros: este es el seguro de automóvil obligatorio. Es, sin duda, el más sencillo y básico y, por tanto, el más barato, ya que solo incluye la responsabilidad civil del conductor. Así pues, si durante la conducción se causa un daño a un tercero, este seguro cubrirá estos daños. Sin embargo, los daños provocados al coche y al conductor que ha causado el accidente quedarán fuera de la cobertura de este seguro.
  • Seguro a terceros ampliado: este seguro es menos básico que el seguro a terceros, si bien no tiene coberturas tan completas como los seguros de automóvil a todo riesgo. Este tipo de seguros, además de incluir la responsabilidad civil del conductor, incluye otras coberturas complementarias que serán pactadas entre la compañía de seguros y el asegurado en el momento de contratar la póliza de seguros. No obstante, las coberturas complementarias más habituales son la rotura de las lunas o parabrisas, la cobertura por incendio o la reparación de los daños que sufra el vehículo.
  • Seguro a todo riesgo: el seguro a todo riesgo es el seguro de automóvil más completo, incluyendo no pocas coberturas, asistencias y servicios para el conductor y su vehículo. Además de incluir la responsabilidad civil del conductor (cobertura obligatoria), incluye otras coberturas que protegen al conductor asegurado y al propio vehículo independientemente de que sea el que ha provocado el accidente. Asimismo, se incluyen coberturas como los golpes o los daños que pueda sufrir el vehículo durante el estacionamiento, la sustitución del vehículo o la defensa jurídica ante las eventuales infracciones de tráfico, entre muchas otras.

¿Qué es el seguro del hogar? Sus coberturas principales

El seguro de hogar es un seguro que solo es obligatorio cuando la vivienda está hipotecada o se exija esta cobertura en un contrato de alquiler y que cubre los daños que se produzcan en la vivienda y en los bienes que se encuentren dentro de la misma, así como los daños provocados a un tercero —por ejemplo, a un vecino como consecuencia de la rotura de una tubería en el piso superior—.

Aunque depende del tipo de póliza contratada, lo cierto es que los seguros de hogar suelen tener coberturas habituales. Son las siguientes:

  • Daños provocados por el agua: goteras, roturas de tuberías, filtraciones de agua, inundaciones, etc.
  • Responsabilidad civil: esta cobertura cubre los daños provocados en las viviendas de los vecinos. Por ejemplo, este seguro cubriría la inundación del piso del vecino de abajo como consecuencia de la rotura de una tubería. Asimismo, se incluyen las indemnizaciones, las costas judiciales y las posibles fianzas que conllevaran estos daños.
  • Protección básica: esta cobertura responde a ciertos imprevistos que se puedan producir en la vivienda, tales como incendios, actos de vandalismo o daños eléctricos, entre otros muchos accidentes.
  • Defensa legal: esta cobertura consiste en la defensa jurídica de profesionales del derecho. Además, se cubren las costas judiciales y los gastos por razón del Notario.
  • Asistencia a domicilio: esta cobertura consiste en la reparación a domicilio de pequeños desperfectos o la realización de pequeñas tareas de bricolaje. Un buen ejemplo de esto es el montaje de muebles o la instalación de los sanitarios de un baño.

¿Qué ventajas tiene combinar ambos seguros en un mismo plan?

Son muchas las compañías aseguradoras que ofertan la unificación de diferentes pólizas de seguro, tales como el seguro de automóvil y el seguro de hogar. Esta combinación tiene ciertas ventajas. Son las siguientes:

  • Ahorro de dinero: las aseguradoras tienen como objetivo que sus clientes asegurados tengan el máximo número de pólizas de seguro contratadas con la compañía. Es por ello que, al combinar diferentes pólizas, el asegurado saldrá beneficiado, ya que las compañías de seguro suelen dar ciertas bonificaciones o descuentos en estos casos. Así, se pueden obtener descuentos de hasta un 30 % durante el primer año.
  • Flexibilidad: este tipo de pólizas combinadas permiten al cliente asegurado elegir con mayor flexibilidad qué coberturas le convienen más, dependiendo de sus necesidades y requerimientos. Así, se pueden adaptar a la perfección las coberturas y elegir las que más interesen al asegurado.
  • Menos facturas: al unificar ambas pólizas de seguro deja de haber dos facturas. Así, solo habrá una factura y esta se cobrará en una sola vez.

Sin duda, tener el coche asegurado, además de una obligación, es altamente recomendable. En el caso del hogar, aunque no siempre es obligatorio contratar un seguro de hogar, sí que está especialmente indicado, máxime si tenemos en cuenta todos los daños que se pueden producir en una vivienda. Si además unificamos ambas pólizas, sin duda el ahorro puede ser importante y podemos beneficiarnos de otras ventajas.

Seguros de Coche

  • Una búsqueda, muchas opciones
  • Encuentra las mejores tarifas
  • Tus aseguradoras preferidas
Comparar Seguros
60 segundos. Es lo que tardas en calcular el precio de tu seguro de coche