Préstamos o tarjeta de crédito

26 January 2021

En el mercado existen diferentes formas de financiación. Las entidades financieras y bancarias ofrecen numerosos productos que tienen por objetivo prestar el dinero que necesitan los clientes. Sin embargo, dependiendo de las necesidades que tengamos deberemos optar por unas u otras formas de financiación.

¿Qué es un préstamo?

Un préstamo o crédito es una operación financiera en virtud de la cual un prestamista, habitualmente una entidad bancaria o financiera, presta determinada cantidad de dinero a otra persona, el prestatario, a cambio de la obtención de ciertos intereses.

Los préstamos personales deberán ser devueltos a través de cuotas, de forma que tendrá un plazo de amortización determinado. Esto es: el préstamo deberá ser devuelto en un plazo de tiempo concreto que será acordado por ambas partes, prestamista y prestatario.

Las principales características de los préstamos son las siguientes:

  • Es una operación financiera que se formaliza a través de un contrato entre las partes que se perfeccionará con la entrega del dinero por parte del prestamista al prestatario.
  • Existe una contraprestación. Así, el prestatario deberá pagar una serie de intereses a cambio de recibir la cantidad de dinero que precisa.
  • Existirá un periodo de devolución, es decir, un periodo de tiempo en el que el prestatario deberá devolver el dinero a la entidad prestamista. Este periodo temporal habrá sido pactado entre ambas partes, comenzando cuando se inicia el contrato y finalizando al abonar la última cuota del préstamo.

¿Qué es una tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito es aquella emitida por una entidad financiera o bancaria en virtud de la cual el propietario de la misma podrá gastar dinero prestado a corto plazo. Estas tarjetas tienen una cinta magnética en la que están incluidos los datos del titular de la tarjeta, así como el número de cuenta.

Las tarjetas de crédito son un producto de financiación muy extendido, y son una forma de financiación a corto plazo muy utilizada para los gastos del día a día. Este tipo de financiación permite a su titular pedir prestada cierta cantidad de dinero a la entidad bancaria o financiera que ha emitido la tarjeta de crédito. Esta cantidad de dinero deberá ser devuelta por el titular de la tarjeta en un plazo de 30 días sin intereses. ¿Si no se aplican intereses cuándo gana dinero la entidad bancaria o financiera emisora? Precisamente estas entidades ganan dinero con las tarjetas de crédito cuando el titular de la misma no consigue pagar a tiempo la cantidad de dinero que hubiera utilizado, en cuyo caso se aplican intereses muy altos.

Veamos algunas de sus características principales:

  • Estas tarjetas tienen un límite de dinero, de forma que, una vez el titular ha llegado a ese límite, no podrá seguir utilizando la tarjeta para realizar compras.
  • Con ellas se puede llevar el pago de las compras efectuadas a periodos de tiempo futuros.
  • Se diferencian de las tarjetas de débito en que estas cargan el pago directamente en la cuenta bancaria del titular de la tarjeta, mientras que con las tarjetas de crédito el cobro se aplaza hasta un plazo de 30 días.
  • Las tarjetas de crédito permiten al titular pagar a plazos las compras, así como realizar las compras sin necesidad de pagar todo el importe de la misma en el momento.

Tipos de tarjetas de crédito

Existen diferentes tipos de tarjeta de crédito, dependiendo de la fórmula de pago de cada una de ellas. Los tipos de tarjetas de crédito son los siguientes:

  • Tarjeta de crédito tradicional: son las más habituales y funcionan como se ha venido detallando, es decir, el pago de las compras efectuadas se aplaza hasta un mes después de la compra.
  • Tarjetas de crédito oro y platino: estas tarjetas funcionan de forma similar a las tarjetas tradicionales, si bien el crédito del que dispone el titular es mucho mayor. Además, el titular podrá disfrutar de ciertos servicios adicionales. Para conseguirlas es necesario hacer un uso muy frecuente de la misma, ya que estas son utilizadas por bancos y entidades financieras como beneficio para clientes importantes.
  • Tarjetas revolving: este tipo de tarjeta aplaza de forma automática los pagos que se hayan realizado. A cambio, el titular de la misma deberá desembolsar una cantidad fija de dinero al mes en vez de pagar de golpe todo el crédito del que se hubiera hecho uso.
  • Tarjetas de crédito de puntos: estas tarjetas permiten a su titular disfrutar de ciertos descuentos o ahorros en tiendas, en gasolina, en viajes, etc.
  • Tarjetas de crédito virtuales: son muy similares a las tarjetas de crédito tradicionales de prepago. Es necesario recargar estas tarjetas para poder efectuar compras, las cuales solo se podrán llevar a cabo de forma online.

Préstamo personal vs. tarjeta de crédito: qué elegir

Aunque tanto los préstamos personales como las tarjetas de crédito son formas de financiación muy válidas, es conveniente conocer qué los diferencia para saber cuál se adaptará mejor a nuestras necesidades.

  • Los préstamos personales están pensados para aquellas situaciones en que se necesita una gran cantidad de dinero de forma rápida. Por ejemplo, imaginemos que queremos comprar un vehículo. En este caso, la mejor opción es solicitar un préstamo, ya que un coche suele tener un precio muy elevado que supera con creces el límite de cualquier tarjeta de crédito. Sin embargo, las tarjetas de crédito están especialmente indicadas para gastos más pequeños y puntuales.
  • Las tarjetas de crédito suelen tener un coste fijo anual de unos 40 euros. Sin embargo, los intereses del préstamo dependerán del plazo de devolución que se hubiera pactado con la entidad bancaria o financiera con la que se hubiera contratado. Así, para pagar menos, las cuotas deberán ser de mayor cuantía y el plazo de devolución más corto.

 

Tanto la tarjeta de crédito como los préstamos personales son dos formas muy útiles de financiación, aunque se deberán tener en cuenta los tipos de interés y las compras que se quieren realizar con cada tipo de financiación, de forma que se pueda adaptar a nuestras necesidades y presupuesto. En cualquier caso, son formas de financiación complementarias y en ningún caso excluyentes. 

Préstamos 1.000€ a 5.000€

  • Aplica en 2 minutos
  • Desde 1 año a 6 años
  • Desde 6% TAE
Aplica Ya
T.A.E. desde 79,6%
Hasta 600 euros en menos de una hora
T.A.E desde 35%
T.A.E desde 4,9%
T.A.E. desde 186,00%