Obligación de declarar préstamos e inversiones

18 December 2019

Obligación de declarar préstamos e inversiones


Permite que monmia te encuentre una buena oferta

A la hora de gestionar nuestra economía hay ocasiones en las que debemos pedir un préstamo para sufragar un gasto, mientras que hay otras en las que tenemos algo de dinero ahorrado y decidimos invertirlo para obtener más rendimiento. ¿Tenemos la obligación de declarar préstamos e inversiones al hacer la declaración de la Renta? Vamos a verlo con más detalle.

Los préstamos y la declaración de la Renta

Cuando pedimos un préstamo el dinero llega a nuestro poder y casi de forma inmediata lo gastamos en aquel producto o servicio para el que lo hemos solicitado: un coche, una reforma, un viaje, etc. En estos casos no estamos aumentando el capital de nuestro patrimonio, por lo que no existe la obligación de declarar los préstamos de los que seamos titulares. No obstante, hay algunos casos en los que puede ser conveniente hacerlo si nos podemos deducir los gastos asociados al préstamo. Esto ocurre si se trata de un préstamo hipotecario firmado antes del 1 de enero de 2013, o si el dinero lo hemos destinado a una inversión en capital inmobiliario, como una reforma en la cocina de casa.

Inversiones y declaración de la Renta

Si pensamos en quién tiene la obligación de declarar por el IRPF advertimos que es una obligación de todas aquellas personas físicas que obtengan rentas por un valor

Préstamos Online

  • Solicita de 1.000€ a 50.000€
  • Préstamos sin papeles
  • Compara en pocos minutos
Aplica Ya
superior al mínimo establecido legalmente (puede variar cada año, pero está en torno a los 12 000 €). Cuando alguien tiene ingresos puede ahorrar y decidir invertir esos ahorros. La inversión va a generar una rentabilidad que deberá imputarse en el apartado de rentas del ahorro del IRPF. Ahora bien, no todos los productos de inversión tributan igual. En el caso de los fondos de inversión no hay que tributar por ellos hasta que no se retira el dinero del fondo. Pero sí habrá que pagar por el rendimiento obtenido de los mismos. En líneas generales podemos concluir que es obligatorio declarar las inversiones, otra cosa es que según el producto de que se trate haya que tributar de un modo u otro. Por eso, en estos casos es mejor dejar que sea un especialista quien elabore la declaración de la Renta. Esperamos que este artículo te haya ayudado a saber más sobre la obligación de declarar préstamos e inversiones a Hacienda. Y como siempre que se trata de pedir un préstamo o hacer una inversión, es importante que protejas tus intereses y antes de contratar te informes bien sobre todas las condiciones. Una comparativa te puede resultar de mucha utilidad en estos casos.

Préstamos Online

  • Solicita de 1.000€ a 50.000€
  • Préstamos sin papeles
  • Compara en pocos minutos
Aplica Ya