Seguro de responsabilidad civil: ¿cuándo es necesario?

20 September 2019

Seguro de responsabilidad civil: ¿cuándo es necesario?
El seguro de responsabilidad civil es uno de los más conocidos. Se encarga de cubrir los daños que un particular o una empresa pueda producir a terceras personas. La responsabilidad civil aparece regulada en el Código Civil. Este establece la obligación de reparar el daño causado a consecuencia de una acción o una omisión si concurre culpa o negligencia. En la mayoría de los casos, la indemnización por responsabilidad civil suele consistir en una compensación económica. De ahí la importancia de contar con un seguro responsabilidad civil que se haga cargo del pago de estas cuantías. Aunque existen los seguros de responsabilidad civil privada, lo más común es contratarlos para actividades profesionales. Al igual que los seguros de hogar o médicos los seguros de responsabilidad civil no son obligatorios. No obstante, son muy populares porque en caso de no tenerlos el coste de indemnizaciones puede llegar a ser muy alto.

Seguro de responsabilidad civil profesional

Dentro del ámbito profesional es especialmente importante contar con una cobertura de este tipo. El seguro de responsabilidad civil para autónomos es especialmente útil para evitar que estos profesionales tengan que asumir personalmente el coste de ciertas indemnizaciones. [su_calculators] No podemos pasar por alto el hecho de que cualquier profesional puede cometer errores en su trabajo que causen daños patrimoniales, económicos o físicos a terceras personas. Por ejemplo, un fisioterapeuta puede causar una lesión a un paciente mientras lo está tratando. Pero también puede ocurrir que un local abierto al público tenga el suelo en mal estado y eso cause la caída de un cliente. En ambos casos se está produciendo un daño que da lugar a responsabilidad civil. Si en estos casos no existe seguro de responsabilidad civil, será el propio profesional o autónomo el que deba abonar la correspondiente indemnización, con el elevado coste económico que esto puede suponer. Tratándose de un pequeño negocio, tener que pagar una indemnización puede suponer, en muchos casos, el fin de la actividad profesional. Para que esto no ocurra, lo más recomendable es contar con un seguro que cubra este tipo de contingencias. [su_mscore]

¿Qué coberturas debe tener un seguro de responsabilidad civil para empresas o profesionales?

Hay que tener en cuenta que no todos los negocios son iguales. Hay coberturas que serán imprescindibles en ciertas actividades pero que no tendrán sentido en otras. En términos generales, las coberturas básicas de los seguros de responsabilidad civil para profesionales incluyen:
  • Fianzas judiciales.
  • Daños causados por los empleados.
  • Protección de la propiedad intelectual.
  • Pérdida de documentos.
A ellas se pueden ir añadiendo después coberturas específicas como la de daños a bienes preexistentes o los trabajos en caliente. Estos últimos son aquellas actividades que tienen mayor riesgo de incendio. Aunque el importe de estos seguros se puede deducir íntegramente por ser un gasto de la actividad empresarial, lo mejor es encontrar un producto con un buen precio, por lo que siempre es recomendable comparar seguros de responsabilidad civil antes de contratar. [su_generic_comparison]

Financiación

  • Dos Finalistas™
  • Preaprobación™
  • mScore™