Reclamación de los gastos de Hipoteca, ¿prescribe?

16 September 2019

Reclamación de los gastos de Hipoteca, ¿prescribe?
En los últimos años el Tribunal Supremo se ha encargado de poner fin a los abusos que venían cometiendo los bancos a la hora de vender hipotecas. En 2018 este órgano judicial determinó que no era justo que los clientes tuvieran que hacer frente a todos los gastos de constitución, abriendo así la puerta a la reclamación de gastos de hipoteca.

Reclamación de gastos de hipoteca, qué se puede reclamar

Lo que se puede reclamar son los gastos que están asociados a la constitución y formalización de la hipoteca. Es decir: Gastos de notaría correspondientes a la Escritura Pública de constitución del préstamo hipotecario Gastos de tasación del inmueble Coste de la inscripción del inmueble en el Registro de la Propiedad Gastos de gestoría. Esto último solo si ha sido el banco el que ha obligado a la intervención de esta entidad. [su_calculators]

¿Cómo se hace la reclamación?

El proceso para reclamar debe empezar ante el propio banco, planteando una reclamación ante su servicio de atención al cliente. La entidad bancaria tiene un plazo de dos meses para contestar. Si no lo hace en ese tiempo, o su respuesta es negativa, entonces se puede acudir a los tribunales. Lo que se pide en la demanda es que se declare la nulidad por abusiva de la cláusula que establece que debe ser el cliente quien pague todos los gastos asociados a la constitución de la hipoteca. Es un proceso sencillo. El juzgado competente aplicará la jurisprudencia y dará la razón al cliente. El único inconveniente es que este proceso suele tardar unos meses en resolverse y será necesario abonar los honorarios de abogado y procurador. En cualquier caso, es conveniente adjuntar en las reclamaciones (ante el banco o ante los tribunales) una copia de las facturas abonadas en su momento.

¿Existe plazo de reclamación?

Sobre la prescripción de la reclamación de gastos de la hipoteca es importante tener en cuenta que es una acción imprescriptible. Es decir, que la reclamación se puede hacer en cualquier momento, con independencia del tiempo que haya transcurrido desde el pago de los gastos ahora reclamados. A la hora de reclamar es indiferente si tu hipoteca sigue activa, si ya la has terminado de pagar o incluso si has transmitido la vivienda. Para evitar que este tipo de situaciones vuelvan a repetirse se ha modificado la legislación. Ahora, si firmas una hipoteca los gastos corren por cuenta del banco (salvo la tasación), por lo que puedes ahorrar unos cuantos miles de euros. No obstante, recuerda que antes de contratar un producto de este tipo es mejor hacer una comparativa de hipotecas para conocer las condiciones que te ofrecen diferentes bancos. [su_mortgage_comparison]

Financiación

  • Dos Finalistas™
  • Preaprobación™
  • mScore™