¿Qué es una cuenta espejo?

17 September 2019

¿Qué es una cuenta espejo?
La llamada cuenta espejo se hizo muy popular en 2017 durante la crisis catalana. No fueron pocos los catalanes que decidieron abrir cuentas espejo para mantener su dinero a salvo. La razón era mantener sus ahorros seguros ante la posible declaración de independencia y un posible corralito económico.

¿Qué es una cuenta espejo?

Se trata de replicar una cuenta corriente exactamente igual y con las mismas condiciones en la misma entidad bancaria pero en otra oficina diferente. En el caso de la crisis catalana muchas personas abrieron cuentas espejo en otras zonas de España. Así se aseguraban que si algo llegaba a ocurrir su dinero estaría bien protegido en otra sucursal de su misma entidad bancaria pero fuera de territorio catalán. Por ejemplo, imaginemos que alguien tenía una cuenta Zero en una oficina de Santander de Barcelona. Lo que hacía era mover esa cuenta a una oficina en cualquier ciudad fuera de Cataluña. Para realizar el trámite se debe crear una nueva cuenta con las mismas condiciones y mismos titulares y a continuación mover los fondos a esa nueva cuenta. Por lo general no basta con cambiar la oficina desde nuestra cuenta online.

¿Una cuenta espejo es legal?

Es totalmente legal. En ningún momento se está ocultando dinero ni se está moviendo el mismo de forma inadecuada. Es una operación totalmente transparente y legítima. [su_mscore] De hecho, la cuenta espejo es una figura que existe en el ámbito bancario desde hace mucho tiempo. Ahora que existe una gran incertidumbre sobre el Brexit, son los británicos e incluso los extranjeros que viven en Gran Bretaña los que están recurriendo a esta figura para reducir el riesgo de que su dinero desaparezca si finalmente no hay acuerdo para la salida de la Unión Europea. Pero no creas que a esta figura solo se recurre en casos de inestabilidad. En realidad la podemos usar en nuestra vida diaria sin ningún problema. El caso más habitual son los traslados de domicilio de una ciudad a otra. Si vives en una localidad y te marchas temporalmente a otra no hace falta que cierres tu cuenta en tu lugar de residencia y hagas todos los trámites para abrir una cuenta en tu nueva localidad. Lo que puedes hacer directamente es crear una cuenta espejo. Así, cuando llegues a tu nuevo lugar de residencia ya tendrás una oficina asignada desde la que operar con total normalidad. Incluso puedes utilizar esta opción si te vas a ir a trabajar un tiempo al extranjero. Así tendrás tu cuenta corriente y todos los productos que tengas contratados a tu disposición en cualquier otro lugar en el que tu banco tenga sucursales. Y si lo que quieres es tener una cuenta bancaria que te ofrezca las mejores condiciones, lo mejor que puedes hacer es comparar cuentas bancarias antes de decidirte a contratar un producto. Si vas a desplazarte fuera de tu ciudad, no olvides consultar si la entidad te ofrece la posibilidad de tener una cuenta espejo. [su_generic_comparison]

Financiación

  • Dos Finalistas™
  • Preaprobación™
  • mScore™