Más de <apex:outputText value="{0, number, ###,##0}"><apex:param value="1285992"/></apex:outputText> clientes confían en nosotros Más de 1,285,992 clientes confían en nosotros

Seguros de Moto

Obtén el mejor precio para el seguro de moto, compara ahora y ahorra dinero.

Aplica Ya

Más de <apex:outputText value="{0, number, ###,##0}"><apex:param value="1285992"/></apex:outputText> clientes confían en nosotros Más de 1,285,992 clientes confían en nosotros

1. Selecciona la marca de tu moto. 2. Indica el modelo y versión de tu moto. 3. Selecciona su año de matriculación. 4. Introduce tu código postal y tus datos personales. 5. Indica el tipo de carnet de conducir. 6. Compara y selecciona el mejor seguro para ti.

En monmia ponemos a tu disposición un servicio de comparación para que encuentres un seguro de moto a tu medida. Utilizamos tus datos personales con el objetivo de ofrecerte resultados personalizados y a tu medida. Toda la información personal recogida está protegida bajo la normativa vigente del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

Si tienes un coche y todavía no lo tienes asegurado, es importante que conozcas las razones por las cuales tener un seguro contratado puede resultar beneficioso. Un seguro de coche tiene como principal ventaja el darte la tranquilidad de que puedes moverte con tu vehículo con seguridad, ya que por norma general cubren todos los riesgos ocasionados por accidentes de tráfico. Si estás pensando en contratar un seguro de coche, has de saber que no todos los coches necesitan el mismo tipo de póliza. No es lo mismo un seguro para un coche nuevo, que para uno de 5 años o uno de 20. Veamos a continuación los principales beneficios de un seguro de coche: • Proporciona asistencia en carretera en case de avería o accidente. • Aporta garantía en caso de que el coche sea nuevo y venga con algún defecto de fábrica, o bien en el caso de que otro conductor o una persona ajena al vehículo ocasione daños en el mismo. • Incluyen defensa legal en caso de que nuestro coche esté involucrado en un accidente con otro vehículo. En estos casos y a través de la póliza, la aseguradora se encarga de los temas legales para ofrecer los mejores recursos en cuanto a defensa jurídica se refiere. • Ofrece asistencia médica en caso de accidente, lesiones o heridas.
En aquellas ocasiones en que nos toca cambiar de coche, es probable que nos hagamos esta pregunta. Cuando compramos un coche nuevo, muchas personas se plantean si es viable cambiar el seguro de su coche a otro. En la mayoría de los casos la intención del dueño del coche es seguir con la misma aseguradora. Si este es tu caso, es importante que sepas que sí que es posible cambiar el seguro de tu coche a otro. Este proceso es sencillo, no obstante, es importante que se lo comuniques a tu aseguradora para hacerlo de forma rápida y simple. Para cambiar tu seguro de un coche a otro, solamente tendrás que comunicarle a tu aseguradora la decisión de mantener el seguro y aportarles los datos de tu nuevo coche para que recalculen la prima que tendrás que pagar. En el caso de que no hayas comprado un coche nuevo, puedes mantener tu póliza en vigor, pero has de preguntar a tu compañía si te guarda la prima. Algunas aseguradoras dan de plazo un año para guardar la prima hasta que compres un coche nuevo. Aun así es te recomendamos que lo consultes todo con ellos ya que esto puede variar dependiendo de la compañía.
Para hacer un reclamo, obtenga un formulario de su asegurador o escríbalo al otro conductor o su asegurador, dando detalles del accidente y el número de póliza del otro conductor. Informe a su aseguradora sobre cualquier testigo independiente y envíeles declaraciones de testigos si puede
El seguro más barato puede no ser siempre la mejor opción. En muchas ocasiones, está pagando menos ya que la cobertura o el exceso son diferentes a los de un competidor. Es bueno usar un motor de comparación de seguros, ya que puede ver por qué un precio puede verse diferente y comparar directamente las compañías de seguros.
La mayoría de las compañías apuntan a resolver cualquier reclamo en 30 días o menos; sin embargo, esto puede no ser siempre el caso, ya que algunos casos de seguros de automóviles pueden ser más complicados que otros
Para hacer un reclamo, obtenga un formulario de su asegurador o escríbalo al otro conductor o su asegurador, dando detalles del accidente y el número de póliza del otro conductor. Informe a su aseguradora sobre cualquier testigo independiente y envíeles declaraciones de testigos si puede
Si has tenido un accidente o siniestro y tu compañía de seguros no te facilita la indemnización por los daños sufridos, has de seguir una serie de pasos para reclamar. • Lee las condiciones de tu póliza. Es clave que antes de hacer ninguna reclamación leas tanto las condiciones de la misma como la letra pequeña, ya que en ocasiones hay exclusiones de determinadas garantías que pensabas estaban cubiertas. • Habla con tu mediador de seguros. Una vez leído tu contrato, has de hablar con la persona que te vendió la póliza o con atención al cliente en su defecto. • Haz un escrito con tu reclamación. Si aún así el mediador no te resuelve el problema, tendrás que hacer un escrito poniendo tu reclamación o queja en el departamento de defensor del asegurado. Para ello has de emitir un burofax o hacerlo por correo certificado con acuse de recibo. • Contacta al DGSFP. Si tras dos meses no obtienes respuesta, el siguiente paso será dirigirte al departamento de Servicios de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. • Vía judicial. Aunque la DGSFP emita una decisión sobre tu caso, las compañías de seguros no están obligadas a cumplirla. En este caso la última opción es recurrir a la vía judicial o arbitral.
Si estás pensando en contratar un seguro de coche, es importante que conozcas bien los tipos de seguro que hay para que decidas cuál es el que más te conviene. • Seguros a terceros: este tipo de póliza es el más básico y sencillo de todos. Es el seguro mínimo que todo coche tiene que tener, por ley, para poder circular libremente. También se le conoce como seguro básico. Cubre los daños personales y materiales que el coche asegurado pueda causar a terceros, quedando el mismo como su conductor fuera de la protección del seguro obligatorio. • Seguros a terceros ampliados: este seguro ofrece una protección más amplia que el seguro a terceros o básico. Incluye las coberturas de robo, incendio y lunas. Ofrecen un tipo de pólizas más completas que el seguro básico pero no tan completas como las del seguro a todo riesgo. • Seguro a todo riesgo: es una cobertura bastante más completa que las anteriores, y ayuda a pagar la reparación o el reemplazo de tu coche en el caso de que sea robado o sufra daños en un incidente que no tenga que ver con una colisión. Cubre daños por vandalismo, incendio y caída de objetos. • Seguro a todo riesgo con franquicia: la póliza de este seguro cubre los daños propios de tu coche en el caso de accidente. La diferencia del seguro con franquicia es que el asegurado, en este caso, se compromete a cubrir parte de los gastos derivados de una reparación o un siniestro. La ventaja que ofrece es que este seguro es más económico con franquicia que sin ella.
Si te han subido el precio de tu seguro de coche y no sabes que hacer, lo primero que debes preguntarte es si esa subida está o no contemplada en el contrato. Dependiendo de la aseguradora, hay veces en que la variación del precio está contemplada en la póliza. Por ello y siempre que lo permita el contrato, las aseguradoras pueden aplicar un aumento sin avisar previamente al cliente, siendo completamente legal la subida de la prima. Sin embargo, hay ocasiones en las que esta subida no está justificada. En estos casos tienes tres opciones: • Reclamar a la aseguradora. • Reducir coberturas para que tu seguro sea más económico. • Cambiarte de compañía. Según el artículo número cinco de la Ley de Contrato de Seguro: “la subida del coste de la póliza debe ser aceptada y formalizada por escrito por el cliente”. Por ello es aconsejable que antes de firmar nada leas con detenimiento el contrato de tu seguro para comprobar si este aumento está o no contemplado en la póliza. Si te han subido la prima de tu seguro de coche y no puedes hacer nada frente a este aumento, es importante que negocies con tu compañía un aplazamiento de esa subida.
Si tienes un parte abierto, has tenido un accidente de tráfico o estás esperando que te paguen la indemnización y quieres cambiar de seguro, es importante que, antes de nada, tengas en cuenta lo siguiente: los seguros son anuales. Esto quiere decir que si quieres cambiar de seguro tendrás que esperar a haber abonado la anualidad antes de poder hacer ningún cambio. Una vez vencido este plazo y tras haber pagado la cuota anual de tu seguro, puedes cambiar de compañía sin ningún problema. Si has tenido un accidente y en ese momento estabas asegurado, puedes irte a otra compañía sin inconveniente alguno en el caso de que ya hayas cumplido la anualidad. Esto implica que, aunque te vayas a otra compañía, si en el momento del siniestro tu coche estaba asegurado, tienes derecho a todas las coberturas que tenías contratadas en el momento del accidente, tanto de reclamación como médicas, etc. Si estás pensando en cambiar de seguro con un parte abierto o tras un accidente, deberás solicitar la no renovación por escrito con una antelación de un mes, aunque dependiendo de la compañía de seguros puede ser de hasta dos meses. No obstante, si tienes cualquier duda lo mejor que puedes hacer es ponerte en contacto con la aseguradora que tengas contratada para que te resuelvan todas tus dudas.

¿Necesitas un seguro de moto? Utiliza nuestro comparador y encuentra la aseguradora que más se adapte a lo que necesitas. Compara entre diferentes entidades y ¡obtén las mejores ofertas en tan solo 2 minutos!