Más de <apex:outputText value="{0, number, ###,##0}"><apex:param value="1285971"/></apex:outputText> clientes confían en nosotros Más de 1,285,971 clientes confían en nosotros

Cuentas de Ahorro

Encuentra la mejor tarifa para maximizar tus ahorros y alcanzar la meta que buscas.

Compara Ya

Más de <apex:outputText value="{0, number, ###,##0}"><apex:param value="1285971"/></apex:outputText> clientes confían en nosotros Más de 1,285,971 clientes confían en nosotros

1. Introduce la cantidad de dinero que quieres invertir. 2. Introduce tu nombre. 3. Acepta los términos y condiciones. 4. Accede a la página de resultados. 5. Selecciona la entidad más adecuada para ti.

En monmia utilizamos todos los datos que nos facilitas para ofrecerte resultados a tu medida y personalizados. Toda la información personal que recogemos está protegida bajo la normativa vigente del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). De esta manera nos aseguramos de que los datos que tenemos están bajo una protección y seguridad máximas. Las cuentas de ahorro son un tipo de depósito bancario. Se caracteriza por ser un producto a la vista, es decir, que permite que dispongas de tu dinero cuando quieras, pero por otra parte, suelen ofrecer una rentabilidad más baja que otros depósitos bancarios, como los depósitos a plazo fijo. ¿Cómo funcionan las cuentas de ahorro? Aunque puedes retirar tu dinero cuando lo necesites, hay que tener en cuenta que las cuentas de ahorro no son lo mismo que las cuentas corrientes (que pueden ser remuneradas o no). Mientras que en las cuentas de ahorro el objetivo es generar rentabilidad de una forma flexible, en las otras el fin es permitir la realización de operaciones bancarias (cobros, pagos o retiradas de efectivo, entre otros). Aunque ofrecen más rentabilidad que una cuenta corriente, las cuentas de ahorro hoy en día ofrecen un interés muy limitado. De media, entre un 0% y un 1% de TAE. Las cuentas de ahorro para niños suelen ser un producto muy popular. La razón es que el dinero que van se deposita no se va a utilizar para realizar operaciones, por lo que puede permitir cierto nivel de remuneración. En las cuentas de ahorro no es necesario vincular una nómina, simplemente aportar el capital necesario. Si un banco ofrece una cuenta de ahorro en la que requiere domiciliar la nómina, entonces no es una cuenta de ahorro, ya que el hecho de que se produzca un ingreso fijo cada mes, implica que la cuenta tiene operaciones. Si el banco exige la domiciliación de la nómina, se trata de una cuenta nómina remunerada, o una cuenta corriente remunerada. Lo que ocurre es que es más atractivo publicitaria como una cuenta de ahorros. La razón es obvia, ¿no? La palabra ahorro suena muy bien. Si lo que buscas es una cuenta de ahorros como tal tendrás que fijarte en que se trate de una cuenta sin nómina o cuenta de ahorro sin nómina ¿Qué diferencia hay entre una cuenta de ahorro y una cuenta remunerada? Las cuentas de ahorros tienen como objetivo proporcionar rentabilidad por un capital depositado, y no están pensadas para nuestras operaciones del día a día. Como el dinero va a estar fijo la mayor parte del tiempo pueden ofrecer mayor rentabilidad que las cuentas remuneradas. Las cuentas remuneradas son normalmente cuentas corrientes, en las que el dinero se mueve constantemente. Normalmente ofrecen menor rentabilidad que las cuentas de ahorros. Cajas de Ahorros Las cajas de ahorros son entidades financieras que ofrecen prácticamente la misma operativa que cualquier otra institución bancaria. La única diferencia es que el capital con el que trabajan en función de los activos de los que dispongan en cada momento. Aunque su nombre incluya la palabra ahorro, eso no significa que estén especializadas en productos de ahorro. En ese sentido, bancos y cajas de ahorro ofrecen productos similares.

Si tienes decidido que lo que necesitas es una cuenta de ahorros y no un depósito a plazo fijo, por ejemplo, lo que debes hacer en primer lugar es comparar entre diferentes bancos. La mayoría de cuentas de ahorro suelen ser cuentas gratuitas en las que no es necesario disponer de nómina. Especialmente cuando se trata de productos online. No obstante, más allá de esas condiciones básicas, lo cierto es que los intereses pueden variar mucho de una entidad a otra. Algunas de las cuentas de ahorro con más ventajas las ofrecen los bancos de más reciente creación o bancos online. Debido a la necesidad de darse a conocer pueden llegar a ofrecer productos más atractivos que otros bancos tradicionales. Pero en todo caso, es necesario ver las ofertas que existan en cada caso, ya que esto puede variar mucho de un momento a otro.
Aunque puedes retirar tu dinero cuando lo necesites, hay que tener en cuenta que las cuentas de ahorro no son lo mismo que las cuentas corrientes (que pueden ser remuneradas o no). Mientras que en las cuentas de ahorro el objetivo es generar rentabilidad de una forma flexible, en las otras el fin es permitir la realización de operaciones bancarias (cobros, pagos o retiradas de efectivo, entre otros). Aunque ofrecen más rentabilidad que una cuenta corriente, las cuentas de ahorro hoy en día ofrecen un interés muy limitado. De media, entre un 0% y un 1% de TAE. Las cuentas de ahorro para niños suelen ser un producto muy popular. La razón es que el dinero que van se deposita no se va a utilizar para realizar operaciones, por lo que puede permitir cierto nivel de remuneración. En las cuentas de ahorro no es necesario vincular una nómina, simplemente aportar el capital necesario. Si un banco ofrece una cuenta de ahorro en la que requiere domiciliar la nómina, entonces no es una cuenta de ahorro, ya que el hecho de que se produzca un ingreso fijo cada mes, implica que la cuenta tiene operaciones. Si el banco exige la domiciliación de la nómina, se trata de una cuenta nómina remunerada, o una cuenta corriente remunerada. Lo que ocurre es que es más atractivo publicitaria como una cuenta de ahorros. La razón es obvia, ¿no? La palabra ahorro suena muy bien. Si lo que buscas es una cuenta de ahorros como tal tendrás que fijarte en que se trate de una cuenta sin nómina o cuenta de ahorro sin nómina
Las cuentas de ahorros tienen como objetivo proporcionar rentabilidad por un capital depositado, y no están pensadas para nuestras operaciones del día a día. Como el dinero va a estar fijo la mayor parte del tiempo pueden ofrecer mayor rentabilidad que las cuentas remuneradas. Las cuentas remuneradas son normalmente cuentas corrientes, en las que el dinero se mueve constantemente. Normalmente ofrecen menor rentabilidad que las cuentas de ahorros.
Si quieres domiciliar tu nómina para conseguir regalos, ¡bien hecho! Muchos bancos ofrecen ventajas para nuevos clientes, pero después de un tiempo la rentabilidad deja de ser tan buena. Dicho de otro modo, llega el momento de buscar otro banco y mover nuestro dinero. Ya no es necesario abrir una cuenta en Suiza para sacar el máximo partido a nuestro dinero. Solo hace falta comparar para encontrar las mejores ofertas del mercado.
Como norma general, si queremos crear una cuenta online en España, los únicos requisitos serán poder identificarnos sin ninguna duda y disponer de la tecnología adecuada para llevar a cabo la firma online de los documentos correspondientes mediante un smartphone. Para ello, los requisitos mínimos que nos pueden pedir son: Tener a mano nuestro DNI, NIF o pasaporte escaneado o fotografiado con el teléfono móvil para subirlo a la web o la app. Poder realizar una videollamada de confirmación de identidad. Contar con un número de cuenta en otra entidad como titular. Dar los datos del domicilio para el envío de las tarjetas y posibles documentos que pueda enviar el banco en el futuro. El titular —al menos uno de ellos, si hay más— debe ser mayor de edad. Por ejemplo en las cuenta joven destinadas a menores de edad.
Las cuentas corrientes son aquellas que están pensadas para realizar nuestra operativa diaria, como recibir nuestra fuente de ingresos, realizar pagos y domiciliar recibos. Por su parte la cuenta de ahorros es aquella que, sin necesidad de inmovilizar el dinero, permite generar una mayor rentabilidad para nuestro dinero.
Una cuenta bancaria vacía no está cerrada. Simplemente no tiene un equilibrio. Dependiendo del banco después de que pase un período de tiempo específico, la cuenta se considerará inactiva. Algunos bancos cobran una tarifa de cuenta inactiva. Si su cuenta bancaria está vacía, se asegura de que no se adeuden pagos, de lo contrario, su cuenta podría quedar en descubierto y se le multará por ello.
Un Embargo es cuando se congela su cuenta bancaria y / o se quita dinero de ella sin su permiso para pagar una deuda impaga. Si la cuenta bancaria no tiene fondos suficientes para pagar la deuda, sus activos también pueden formar parte del embargo.
CVC significa Card Verification Code, y es un código de seguridad presente en las tarjetas. En los últimos años se han implementado diversas medidas para proteger a los usuarios de tarjetas de crédito de robos de identidad y compras fraudulentas. Una de ellas es la incorporación de este número o código de seguridad, el cual generalmente tiene tres dígitos y se sitúa en la cara posterior de la tarjeta. Al momento de realizar una compra por Internet o por teléfono, es obligatorio indicar ese número para asegurar que se cuenta con el documento en la mano y que no se trata de datos copiados. El código CVC es muy difícil de clonar debido a la forma especial en la que se imprime sobre la tarjeta. Este código también se conoce como CVV, Card Verification Value.

Utiliza nuestro comparador y escoge la cuenta de ahorro que te de mayor rentabilidad por tu dinero. Busca y encuentra la cuenta de ahorro que estás buscando. ¡Compara entre más de 30 entidades financieras y ahorra dinero con monmia!